Translate

jueves, 28 de julio de 2016

La destrucción de la ciencia en España II: El torpedero submarino de Peral

La invención del submarino, como el de otros ingenios, no puede atribuirse a un solo padre pero sí se puede evaluar la contribución que se ha realizado en cada uno de los intentos. Hasta la época de Isaac Peral, se habían realizado numerosos intentos si bien ninguno de ellos consiguió controlar el problema de navegación submarina. Así se pueden enumerar los intentos de Drebbel, propulsado con remos, de Jerónimo de Ayanz y Beaumont,  Busnell y el Turtle, Fulton y su Nautilus, Cosme García y su "Garcibuzo", Monturiol y su "Ictineo" así como otros tantos.

Se acababa de publicar la novela de Julio Verne 20.000 leguas de viaje submarino y  asu vez se estaba intentando la invención de aparatos submarinos con tracción mecánica. Ejemplo de esto son los submarinos Plongeur, botado en 1863 que empleaba aire comprimido. El submarino de Monturiol, construido en 1870 presentaba doble casco de madera, usaba un motor de vapor que empleaba sólo en superficie, usando reacciones químicas para impulsarlo una vez sumergido. Nordenfelt comenzó a construir submarinos a vapor. La mayoría de estos intentos no superaban las maniobras exigidas y el control necesario. Lo que se vino a llamar superar el problema de la navegación submarina.

En esto estaban otras naciones cuando la crisis de las Carolinas hace que entre en la historia el submarino de Isaac Peral. Su historia es uno de los casos más representativos de cómo los intereses personales y económicos de ciertos personajes políticos y de naciones extranjeras echaron por tierra el desarrollo de un invento que pudo haber ayudado a la protección de las colonias de ultramar. 

A continuación se reproduce un fragmento del final del Manifiesto de Isaac Peral en el que quería hacer llegar a la opinión pública su versión de los hechos:

Llego, al fin, al último y gravísimo cargo que tengo que hacer al Ministro de Marina con motivo de la determinación que adoptó de publicar mi Memoria en la Gaceta. Partiendo de que en el submarino no hay secreto ni invento; la cosa parece casi inocente, aunque siempre imprudente; pero desde el momento en que está demostrado que hay invento, y desde el momento en que yo, advirtiendo que debe ser reservada esa Memoria, expongo en ella los procedimientos que a mi juicio deben mantenerse secretos para realizar ese invento, que interesa a la defensa y al porvenir de España, la publicación de esa Memoria, que habrá servido para facilitar en el extranjero la resolución de un problema tan perseguido actualmente, reviste tales caracteres de gravedad, que no concibo cómo ha podido cometerse tamaña ligereza. En Francia, en Alemania, en Rusia, en cualquier país en que las defensas militares están bien organizadas, es considerado como delito de alta traición el revelar las disposiciones militares de una fortaleza, y el nacional ó extranjero que es sorprendido en estas maniobras, es considerado como espía, á quien los gobiernos interesados aplican las más severas penas de la ley marcial. En España, en el caso actual, ha sido un miembro del Gobierno el que ha mandado estampar en la Gaceta el secreto de una importante defensa militar de la Nación. Si en España, y no cabe dudarlo, debe aplicarse el mismo criterio y la misma importancia que en los demás países á estas cuestiones militares, se presenta este dilema: ó la publicación de esa memoria se ha hecho á conciencia de la gravedad que encerraba tal medida, ó se ha hecho de una manera inconsciente; si ha ocurrido lo primero, el que tal hizo cometió un delito, y debe pagarlo con una pena proporcionada al daño que hizo á la Nación conscientemente: si, como parece más probable, y dada la ñilsa base en que se apoyan de negar invento y secreto, ha ocurrido lo segundo, no por eso la Nación ha sufrido menor daño: la falta podía no ser delito, pero el que la cometió es cuando menos inepto para desempeñar el cargo que ejerce, y no está la Nación tan sobrada de felicidades que podamos permitirnos el lujo de sostener gobernantes funestos como el actual Ministro de Marina. Y aunque resulte pesado, quiero salir aquí al paso una vez más al fmico argumento que se citara para considerar esta medida como inocente, el eterno argumento de que en el submarino no hay invento ni secreto: que hay invento, ¿quién lo duda hoy, después ele los artículos de Echegaray? ¿No los ha sancionado con su silencio el señor Ministro de Marina? Que había secretos antes de la publicación de esa Memoria, ¿no basta la lectura de esa Memoria reservada para demostrarlo? ¿No va implicado lo de secreto en lo de invento? ¿No es secreto, antes de publicarse, el modo de vencer una dificultad no vencida antes? Y esa memoria, que contiene el modo de vencer tantísimas dificultades como se me ofrecieron pura resolver mi problema, ¿no es un conjunto de numerosos secretos que importaba guardar y reservar para la Nación, puesto que yo se los regalaba, no al mundo, sino á mi patria?

Y no se ha hecho así, y las consecuencias son más graves de lo que los españoles se figuran; porque hace cerca de tres meses que esa Memoria y otros documentos se publicaron imprudentemente en la Gaceta, y hace próximamente el mismo tiempo que se está trabajando con ahínco en Francia, por orden de aquel Gobierno, para construir el submarino eléctrico Sirene, de grandes dimensiones, utilizando todos los progresos conocidos hasta el día, y buenos tontos serían los franceses sino se utilizaran de nuestras enseñanzas publicadas en la Gaceta, y mientras tanto nosotros estamos cruzados de brazos entretenidos en nuestras luchas políticas, y el tiempo avanza, y los trabajos del submarino francés adelantan en silencio, mientras yo solo en toda España devoro, ya que no puedo vencer, la desesperación de mi impotencia; y dentro de cuatro ó cinco meses vendrán las pruebas del submarino Sirene, y como es justo, toda la prensa del mundo entero se hará eco de ellas porque las pruebas saldrán bien: ¿no han de salir, si ya no hay dificultades serias que vencer? Pero tened en cuenta que no hay un solo francés que sea capaz de achacar sus glorias, más ó menos fundadas, á una nación extraña; la Francia apuntará el triunfo que se prepara en la lista de sus glorias, mientras España camina en este asunto como si fuera guiada por el mayor de sus enemigos, no solo preparándose ella misma el despojo de esta gloria, si no, lo que es más deplorable, desperdiciando el tiempo que debía aprovechar en acrecer por este medio su poder en el mar yo invito á todos los españoles á que reflexionen, aunque ya es demasiado tarde, en el tristísimo papel que vamos á hacer dentro de pocos meses á los ojos del mundo entero; y cuando llegue ese día próximo que ahora anuncio, yo no dudo que habrá muchos nobles hijos de España que lamenten lo ocurrido; pero no habrá más que un solo español que sufra las torturas de haberse sacrificado en aras de su patria, viendo que su sacrificio redunda en beneficio de una nación extraña. Reflexionad, os repito, españoles, y cumplid con vuestros patrióticos deberes; yo os excito á ello con el mayor respeto y acatamiento, pero con la autoridad que me da el haber cumplido sobradamente con los míos; yo no puedo, ya hacer más de lo que he hecho; esto es, poner á contribución todas mis energías y todas mis facultades, sacrificar mi salud, mi tranquidad y la de mi familia; y por último, sacrificar también lo que constituía mi fortuna, las ilusiones de mi vida y el seguro porvenir de mis hijos, es decir, sacrificando mi carrera, para poderos decir lo que os he dicho. 





Isaac Peral se refiere al vicealmirante José María Beranguer y Ruiz de Apodaca, Ministro de Marina en 1891 y que se había encargado o le habían encargado echar por tierra su proyecto. Hagamos una breve enumeración de los hechos referentes al episodio del submarino previo al análisis de cada una de las figuras implicadas en el asunto.

1885 Crisis de las Carolinas entre España y Alemania. Isaac Peral anuncia la solución del problema de la navegación submarina en el Observatorio de San Fernando. Los científicos Pujazón, Viniegra y García Villar analizan los cálculos de Peral. Peral se dirige al Ministro de Marina, Manuel de la Pezuela  para exponer el proyecto del torpedero submarino. El Ministro pide un informe al Observatorio que concluye -Este Centro opina que el Proyecto no tiene un solo punto vulnerable. Científicamente, el problema está resuelto por él. Se dan 5.000 pesetas para las primeras pruebas con el aparato de profundidades. El 20 de noviembre se desarrollaron pruebas de respiración durante 6 horas en el interior de un espacio cerrado.

1886 Peral solicita que se designe Junta técnica evaluadora. Siendo nuevo Ministro Rafael Rodriguez Arias, el 24 de marzo se realizaron pruebas exitosas. En marzo se deposita la memoria de construcción y los planos en el Ministerio de Marina. Permanecieron siete meses en él. Pasados esos siete meses aparece la noticia de que Inglaterra intenta construir apresuradamente otro submarino. En el libro de Dionisio Pérez se hace mención a un relato de Novo y Colson sobre otro hecho reseñable: Peral había ido al Ministerio para gestionar el asunto, encontró en la antecámara del Ministro a dos caballeros. Uno de ellos, un tal Mr. Haynes, se acercó a él para presentarle a un constructor naval inglés Thompson que tenía un astillero en Glasgow que le ofreció su apoyo como socio para la construcción del submarino a lo que Peral se negó ya que "se lo había ofrecido a su patria". De otra conversación con el Director de la Academia de ampliación en San Fernando (Viniegra) se deduce que Peral fue consciente de un posible robo de información al ver en una revista científica austríaca un grabado de un modelo realizado por Nordenfelt. El Ministro da luz verde al proyecto por Real Orden de 4 de octubre de 1886 con presupuesto de 25.000 pesetas. Se constituyó una comisión de marinos, encabezada por el capitán general Florencio Montojo Trillo para evaluar el prototipo.


1887 El nuevo Ministro de Marina Rafael Rodríguez Arias autoriza la construcción del navío. Peral recoge componentes para su construcción en Francia, Alemania, Inglaterra y Bélgica, donde compra las baterías. Estando en la Comisión de Marina en Londres, Torrelló le comentó que Zahahoff, un agente de Nordenfelt deseaba entrevistarlo y enseñarle su torpedero. Peral comentó que si viese dicho torpedero se sentiría él obligado a comentar desarrollos hechos por él a lo que le comentaron que no pasaba nada ya que en el Ministerio (de Marina) ya le habían enseñado los planos y memoria que él entrego para su examen. Torrelló trató de minimizar el asunto diciendo que sólo habían enseñado noticias y algunos datos. Según Dionisio Pérez Peral quiso asegurarse preguntando a Evaristo Casariego quien le confirmó que Zarahoff había examinado la memoria así como los planos en el Ministerio. Se entrevistó Peral con Nordenfelt, quien le ofreció asociarse con él, rehusando nuevamente el ofrecimiento. El 18 de marzo se envió el presupuesto a Madrid (216.500 pesetas sin torpedos o bien 295.500 pesetas con 4 torpedos y tubos torpederos). A finales de 1887 se comienza la construcción del submarino.

1888 el submarino, tras recibir el apoyo de la Regente María Cristina es botado en San Fernando el 8 de septiembre cuando apareción el primer sabotaje en el que apareció rota una de las palas de la hélice. Se realizan pruebas y se crea una comisión evaluadora dirigida por el capitán de fragata Joaquín Bustamente y Quevedo. Se evaluaron diferentes factores como la velocidad, navegación en superficie, inmersiones estáticas y dinámicas, lanzamiento de torpedos y pruebas de carácter táctico. El 20 de abril se firmó el decreto autorizando la construcción del submarino.

1889 El 6 de marzo se puso en funcionamiento el submarino, sufriendo una avería en uno de los motores que lo hace regresar al arsenal. El 25 de mayo, el Ministerio de Marina pide a Peral que para completar el expediente que se llevaba en Capitanía entregue una completa memoria descriptiva y planos para su mejor comprensión, así como cálculos y descripciones complementarios de todo orden. Esto era bastante nefasto ya que pondría al alcance de numerosos funcionarios y de terceros todo lo relacionado con la construcción del submarino. El 17 de julio se navegó con el submarino con la mitad de las baterías por la bahía con marea en contra y velocidad superior a ocho millas. El 19 de julio realizó la prueba de lanzamiento de torpedos. Otro hecho de relevancia es el arresto de dos meses de Peral tras su viaje a la Exposición Internacional de París. Peral tenía permiso del director del capitán general de Cádiz pero no del Ministro de Marina, al que encontró a su vuelta en Madrid.


1890 El 7 de junio el submarino realiza una prueba de inmersión a 10 metros durante una hora emergiendo en el punto exacto.El 2 de septiembre la junta emitía un informe en el que consideraba insuficiente la velocidad pero  que era abiertamente optimista tras haber conseguido éxitos en las maniobras nocturnas de ataque al crucero Colón al que acertó con un torpedo desprovisto de carga explosiva. El 10 de octubre se reconocen los méritos y experiencia para la construcción de un nuevo submarino. Peral acepta pero imponiendo ciertas condiciones que no son aceptadas.


1891 el 5 de noviembre Peral abandona la Marina.


1892 junio El submarino es desprovisto de los tubos lanzatorpedos y de los equipos que llevaba en su interior.

1893 Peral refunda su nueva empresa Peral Electro-Zaragoza. Montó una fábrica de acumuladores en Madrid y varias empresasmás para dotar de suministro eléctrico a municipios en instalaciones de todo tipo.

El submarino de Peral contaba con 613 baterías para alimentar los dos motores de 30 CV, compradas en Bruselas a las que les realizó numerosas modificaciones para mejorarlas. A diferencia de otros intentos de la época. era el primer submarino capaz de realizar maniobras con estabilidad y con capacidad para lanzar torpedos. Tenía una autonomía de 66 horas. Además ideó una torreta, que realizó en bronce para incluir la aguja magnética que lo capacitaría para la navegación. Disponía de periscopio, aparato de puntería, giroscopio, tubo lanzatorpedos y servomotor para mantener la estabilidad. Peral resolvió no sólo el problema de la inmersión sino también el de la visión una vez sumergido y el de aireación, entre otras novedades. La construcción del prototipo costó 300.000 pesetas siendo escaso comparándolo con un acorazado de la época, cuyo coste era de unos 40-50 millones de pesetas y el de un crucero acorazado de unos 30 millones. Es decir, se podrían haber hecho al menos 133 submarinos como aquél o mejores por el precio de un sólo acorazado.





A la luz de nuevas investigaciones y de relatos posteriores a los hechos, los personajes que en primera instancia fueron responsables de la destrucción del proyecto, que no los únicos, fueron: El Presidente del Consejo de Ministros Cánovas del Castillo, el ministro de Marina José María Beránger, Víctor María Concas, Emilio Ruiz del Árbol, Julio Álvarez Cerón (miembro de la comisión técnica) y Basil Zarahov. A continuación exponemos algunos hechos relacionados con cada uno de ellos.

El Ministro de Marina José María Beránger había sustituido al entonces ministro Rafael Rodriguez Arias, fue ministro en seis ocasiones entre 1870 y 1897
Unas elecciones en el distrito del Puerto de Santa María pudieron guardar una relación estrecha como veremos. En el libro Isaac Peral y la tragedia del submarino, se hace alusión a la presentación de Isaac Peral como diputado a Cortes por el Puerto de Santa María en contra del hijo político del mismo Ministro de Marina, José María Beránger. En dicho libro se hace mención a la publicación entera la memoria para la construcción del submarino y los planos en La Gaceta, lo mismo que expresa Peral en su Manifiesto. Pero también se recoge cómo esa memoria fue mostrada previamente en el mismo Ministerio de Marina a personajes de otras potencias. Se conoce a Berànger como un masón bien relacionado con el trust industrial armamentístico británico y bien relacionado con Cánovas, Sagasta y Romero Robledo. El ministro Beránger crea un Plan de Escuadra con presupuesto de 225 millones de pesetas en el que se eliminan los acorazados. En la edición de The Times de 10 de noviembre de 1890, se publicó una laudatio al Almirante Beránger.






Tras las pruebas exitosas del submarino se había encargado un informe a una junta técnica que resultó ser favorable. Peral contaba además con el apoyo popular y de la misma Reina.  Según algunas fuentes, su instructor, Víctor María Concas i Palau, se encargó de tergiversar las pruebas de mar del submarino acusando a Peral de poner en peligro a los tripulantes (voluntarios). Llegó a pedir que se encarcelara a Peral. Las conclusiones de Concas fueron descalificadas por el Fiscal Togado del Consejo Superior de Guerra y de Marina por "defecto de forma" y por estar "mal hecha la instrucción de la causa desde el principio hasta el final". Se canceló una prueba que se había de realizar en Algeciras y el submarino fue desmontado. Concas tenía una dilatada experiencia en Marina y había estado destinado en la comisión de la marina en Londres. Fue sometido a dos Consejos de guerra tras la guerra de Cuba al haber sido hundido su navío, el Infanta María Teresa y tras la publicación de su libro La escuadra del Almirante Cervera. También un discurso exaltado contra EEUU produjo una reclamación del gobierno de aquél país. Curiosamente, en su obra La escuadra del almirante Cervera hace mención a la responsabilidad de la prensa insensata y a los políticos que hicieron oídos sordos a los consejos técnicos militares. En Cuba sufrió quizá, al resultar herido, las consecuencias que su actuación contra Peral tuvo, al impedir el desarrollo del arma que podría haber evitado aquel desastre.




El Ministro José María Beránger designó un Consejo Superior de la Marina con hombres de confianza, nombrando entre ellos al capitán de fragata Emilio Ruiz del Árbol, sospechoso según algunas fuentes de ser espía al servicio de EEUU y que había sido Agregado Naval en Washington durante 5 años. Estando destinado en Cuba y poco antes de los combates el entonces capitán de navío deserta de su puesto como jefe de la estación de Matanzas huyendo a EEUU. La prensa norteamericana de hizo eco de la presencia de un mando español que había estado destinado en Washington años atrás aunque dando un nombre falso "Remigio Zapatero" que portaba una carta cifrada. La prensa española sí refirió la presencia en Washington de Ruiz del Árbol. Este personaje regresó a España pero no le fue aplicado el código militar, muriendo en 1901 en Segovia. En su obra Los buques submarinos hace un análisis de los submarinos únicamente como "elementos de defensa de puertos" no mejores "que otros elementos auxiliares". Además se hace eco de los submarinos Nordenfelt de vapor...y los encuadra como los más seguros, cuando las pruebas realizadas con ellos fueron un estrepitoso fracaso. En él se hace una pequeña mención al buque submarino de Peral que sería probado en los meses posteriores ya que el librito está publicado en 1889.

En la Junta se sustituye a Joaquín Bustamante por Francisco Chacón Pery que se había publicado abiertamente en contra del submarino y cuyo hermano trabajaba para una empresa que había tratado de sobornar a Peral.

En el año 1887, el ministro Rodríguez Arias, sustituyendo a Beránger, había conseguido la aprobación de un Programa Naval que dejó su antecesor. De entre los negocios que implicaban dicho plan se destacan los siguientes:

1 Astilleros del Nervión, fundada por José María de las Rivas, relacionado con Cánovas del Castillo. Con tres cruceros adjudicados aun cuando no se habían comenzado las obras de los astilleros. Martinez de las Rivas se asoció con Charles M. Palmer, el mayor fabricante de naves de la Armada inglesa. En 1892 se declaró en suspensión de pagos 

2 Astilleros de Vea-Murguía. Se les adjudicaron varios barcos pero sólo pudo terminar el crucero Carlos V.

3 The Placencia de las Armas, Co. Ltd. La fabrica de armamento que adquirió Maxim & Nordenfelt en 1888. La factoría vendía armas a varias naciones. Basil Zrahoff sería nombrado director de la misma. Este asunto es de marcada relevancia ya que Maxim pertenecía a EEUU país con el que se encontraba en situación de beligerancia y Nordenfelt que era competidor directo. Esta compañía había tratado de construir submarinos que intentó vender a varios ejércitos. El director de la factoría era el hermano de Francisco Chacón Pery, José María Chacón Pery.

Julio Álvarez Cerón, miembro de la comisión técnica se burló antes de la botadura diciendo que la nave tendría menos estabilidad que una canoa y que al lanzarlo al agua, éste daría vueltas como una pelota. Peral con una tiza le marcó la línea de flotación del barco. Este marino recibió el encargo tras las guerra colonial de dirigir la construcción del crucero Príncipe de Asturias, siendo imposible moverlo de las gradas durante su botadura, tras acudir a técnicos que solucionasen el contratiempo el navío se botó solo.

De Sir Basil Zarahoff no se conocen con seguridad sus orígenes aunque se especula que es de origen ruso-judío  en el guetto de Wilkomir en Rusia o bien de ascendencia greco-turca, poseía mucha habilidad para los negocios al hablar griego, turco, ruso, inglés, francés y español. Máximo exponente del capitalismo salvaje, Zaharoff fue un traficante de armas internacional, conocido por sus boicoteos y sus oscuras maniobras en las cuales vendía armas a contendientes de ambos bandos, boicotear a los competidores y corromper a políticos, lo que se conoció como el "sistema Zaharoff". Zaharof tuvo conocimiento de los trabajos de Peral. Se comenta que incluso había inspeccionado los planos y memoria en el Ministerio de Marina, como se comentó anteriormente. Trató de entrevistarse con Peral sin conseguirlo, entrevistándose finalmente con el dueño de la comoañía Nordenfelt. En otra ocasión Peral sufrió otro sabotaje al comprobar que las pilas no funcionaban al habérseles sacado el dicromato de potasio y al ser reemplazado por tinta roja. Se plantea que pudo tener una gran influencia  en las políticas del Gobierno de la Nación en un tiempo en el que se perfilaba en el horizonte la guerra hispano-norteamericana de 1898. Zarahoff viajó a España en numerosas ocasiones para vender armas  y adquirir una fábrica de armas como se comentó anteriormente. Zarahoff tuvo una relación amorosa con María Pilar de Muguiro y Beruete  casada con el duque de Marchena lo que le facilitó negocios al ser hija de Fermín Muguiro, banquero y amigo personal del partido conservador. También era sobrina de Segismundo Moret, hacendista y varias veces ministro, amigo de Cánovas.  Se vio a Zarahoff husmear por los astilleros donde se construía el submarino pero las autoridades taparon el asunto. La fábrica de armas antes referida, The Placencia de las Armas Co. Ltd estafó al Gobierno español, vendiendo armas inservibles durante la guerra del 98, proporcionando además a Maxim información sensible que pasaría a su gobierno durante el conflicto. Se denunció al propio Gobierno ante presuntos delitos de prevaricación, actuando el Gobierno de forma expeditiva contra los oficiales hostiles al decreto. Se demostró que Zarahoff cobraba jugosas comisiones en los submarinos que los americanos vendían a España. Zarahoff pasó a la historia como un oscuro personaje que se lucró con el negocio de la guerra. Fue presidente de Vickers y sus armas se vendieron a las potencias beligenrantes en numerosos conflictos, incluida la I guerra mundial.
Poco antes de su muerte quemó todos sus documentos





Como vemos, lo hechos probados y las y causas que hicieron destruir el proyecto del submarino torpedero:

- Violación del secreto militar: En su manifiesto, Isaac Peral acusa al Ministro de publicar la memoria del submarino en un periódico "La Gaceta". Asimismo, se ha publicado que los franceses debieron tener acceso a los informes y que parte de esa información fue mostrada a Basil Zarahov. También se relata cómo el industrial naviero inglés Thompson, abordó a Peral para comprarle la patente que, por otra parte no existía al haber sido cedida al Estado español.

- Sabotaje del submarino durante las pruebas (al menos 4 sabotajes según las fuentes consultadas).

- Se descubrió que el informe presentaba adulteraciones y enmiendas respecto al original lo que se acreditó con una prueba notarial requerida por el inventor.

- Intereses personales económicos detectados de varios personajes implicados en el dictamen en contra del submarino.

- Intereses por parte de potencias extranjeras (Alemania, EEUU Gran Bretaña) así como de compañías extranjeras fabricantes de armamento.

- Burocracia gubernamental en el que se demoraron todos los procedimientos por pura ineficacia del sistema.



- Prensa periódica que se hizo eco de todo lo relacionado con el tema en el que se posicionaron personalidades de diferentes ámbitos así como funcionarios, rentistas, dignatarios, entre otros y que tuvieron una nociva influencia en el devenir de los acontecimientos tanto ensalzando como difamando al inventor.


Curiosidades:

- La reacción de Cánovas cuando fue informado por Ministro de Marina Pezuela afirmando -¡Vaya! ¡Un Quijote que ha perdido el seso leyendo la novela de Julio Verne! y es que Cánovas no creía que ningún español fuese capaz de resolver semejante dificultad.

- El almirante norteamericano George Dewey escribió en sus memorias que -no habría podido destruir la flota española en Cavite si España hubiese contado con un solo submarino Peral.






El papel de la prensa periódica:

Algunos Peralistas que apoyaron la idea fueron José Echegaray y Pedro Novo y Colson habían investigado el caso y habían mostrado su apoyo acérrimo.

Otra opinión de las causas que llevaron a este desastre nos las da Dionisio Pérez, periodista de la época y conocedor de los hechos que afirma: -Lo acontecido fue que a España se le pidió o se le prohibió que tuviera submarinos... Cuando Cánovas presentó al  Parlamento su ley de de Escuadra, haciendo gastar mil millones de pesetas al país, incluyó en ella lo que se le permitía tener a España: acorazados y cruceros que no aumentaban un ápice la potencia militar. Santiago de Cuba que aconteció a poco, pareció un castigo providencial.


Libros recomendados:

Biografía de Isaac Peral por Antonio Isaac Peral


Isaac Peral y la tragedia del submarino de Dionisio Pérez ()
https://issuu.com/juaneloturriano/docs/isaac_peral_y_la_tragedia_del_subma

Manifiesto de Isaac Peral al Público: (1891) 

Los buques submarinos de Emilio Ruiz del árbol  (1889)
http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000001590

La escuadra del almirante Cervera de Víctor M Concas (1899)
https://archive.org/details/laescuadradelalm00conc

Isaac Peral: historia de una frustración (Agustín Ramón Rodríguez González) 

https://books.google.es/books?id=w5T6iWz-LeAC&pg=PA304&lpg=PA304&dq=Los+buques+submarinos+/+por+Emilio+Ruiz+del+%C3%81rbol&source=bl&ots=Iiu92drkN9&sig=aMrAzP0X_tezywRTSZk_A63ZaOM&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjrurHjmJLOAhWB1RoKHXCwDCIQ6AEIMjAD#v=onepage&q=Los%20buques%20submarinos%20%2F%20por%20Emilio%20Ruiz%20del%20%C3%81rbol&f=false

El submarino de Peral "La gran conjura" Javier Sanmateo Isaac Peral

Audios:
http://www.ivoox.com/documentos-rne-la-odisea-del-submarino-peral-audios-mp3_rf_1154901_1.html
https://www.google.com/url?hl=es&q=http://www.rtve.es/alacarta/audios/documentos-rne/documentos-rne-odisea-del-submarino-peral-26-03-11/1056731/&source=gmail&ust=1469869609385000&usg=AFQjCNF2yV5Kgbpa0koLRiUoNEM9c8VhIQ


Videos:




Otras Fuentes:

http://www.submarinoperal.com/?page_id=2
http://foroespana.foroactivo.com/t1542-victor-maria-concas-i-palau
http://perso.wanadoo.es/pfcurto/peral.html
http://historiasdelahistoria.com/2014/09/03/de-por-que-el-submarino-de-isaac-peral-fue-desechado
http://henrymakow.com/2014/10/Basil-Zaharoff.html
http://www.timesofisrael.com/a-scandal-of-international-proportions-comes-out-of-the-vaults/


domingo, 10 de julio de 2016

Juan Roget. Inventor of the telescope

It is said that the spanish general from Genova, Ambrosio Spinola told Nassau "From now and on I'll never be safe because you, Nassau, you can see me from afar". Espinola didn´t know that the inventor of the telescope was Spanish. Lippershey, a german inventor and lens maker, had appeared before Nassau to present the invention in 1608, shortly after would try to patent two other Dutch.



Hans Lippershey, 1655 (Wikipedia)

Joan Roget was a lens maker from Gerona that may have been the inventor of the telescope in 1590 according to recent research of Nick Pelling, whose work has been published in the journal Hystory Today. In his study it shows how these Dutch could have stealed the invention. The same son of Janssen counts as his father copied the design of a purchased artifact dated to 1590. According to his hypothesis, an unknown bought  in at auction in Barcelona in 1608 a "telescope to look far awway" (ullera de launa per mirar de lluny), placing direction then to Frankfurt. Janssen buy it and try to negotiate with optical, spreading the secrecy and making others try to patent it as he did. A bizarre story and full of lies and betrayals.

Two Dutch tried to patent the inventionFrederic Maignet in the course of a few weeks Zacharias Janssen and Jacob Metius. Although generally the discovery Hans is attributed to Lippershey.

According to studies in a Spanish testament of 1593 it referred to a long brass monocle 15 years before the first patent in the Netherlands, a country at war with the Habsburgs who reigned in Spain.


Galileo´s telescope demonstration


Apparently, an Italian optical (Girolamo Sirtori), a pupil of Galileo, recounted in his book Telescopium siue ars perficiendi novum illud Gelilae oisorum instrumentum ad sydera (Frankfurt, 1618) the meeting of a showman Roget of Burgundy, who showed him the armor of a telescope developed for many years and formulas for the assembly, which was recorded in a book. In a thesis published in 1958, the Spanish optical Jose Maria Simon of Guilleuma registered files that demonstrated existence of telescopes in Spain preceding patents registered in the Netherlands. The testament found, dated in 1593 notices a bronze telescope. Furthermore he focus the atention to the three people tried to register the patent in Netherlands in 1608 in a short period. In the book (1609) Italian Sirtori described the true inventor Joan Roget

Several authors in Spain have collected the story of Juan Roget or refer him as like Julian Juderías in his book The Black Legend (1917) or Menendez Pelayo´s La ciencia española (Spanish Science), as well as other authors as Robert Collin and  Frederic Maignet.

It can be seen in the English version of Wikipedia on the telescope doesn´t mention the invention of Juan Roget after the evidence found:

https://en.wikipedia.org/wiki/Telescope
http://www.historytoday.com/nick-pelling/who-invented-telescope

viernes, 18 de septiembre de 2015

Uso del lignus nephriticum

Muchos de los hallazgos relacionados con las propiedades de elementos procedentes de la naturaleza realizados a lo largo de los últimos siglos no han encontrado una utilidad práctica hasta mucho tiempo después de su descubrimiento. La medicina antigua empleaba en muchos casos remedios naturales provenientes de plantas, animales e incluso de minerales, cuyas propiedades y eficacia habían sido probados durante centenares de años, formando parte del conocimiento de cada pueblo.

Estas propiedades fueron asimiladas y guardadas por los médicos o chamanes de los pueblos nativos de América que, tras la colonización europea transmitieron parte de su conocimiento a los protomédicos y naturalistas, así como a religiosos que visitaban esas tierras. Los descubrimientos geográficos de la edad moderna propiciaron una carrera paralela para conseguir nuevos remedios y recursos naturales que resultaron en la creación de expediciones patrocinadas en muchos casos por la realeza europea.

Como consecuencia de la intensa labor de acaparación de información acerca de los usos de las nuevas especies de plantas descubiertas en las posesiones coloniales se consiguió describir, en algunos casos, fenómenos curiosos, no relacionados con los fines a los que se dedicaban tales empresas. Tal es el caso de la fluorescencia en medio acuoso, hallada por primera vez por el botánico Nicolás Monardes. Uno de los objetivos de Monardes era el estudio de las propiedades medicinales de las plantas y  la comprobación de lo escrito en el De materia medica de Dioscórides. Nicolás Bautista Monardes, padre de la farmacognosia, llevó a cabo estudios sobre las propiedades terapéuticas de las plantas y en particular de las plantas de América.

La fluorescencia fue hallada en una infusión contenida en un recipiente fabricado en madera dos géneros de plantas: Eysenhardtia Kuhnt y Pterocarpus Jack y las especies correspondientes, Eysenhardtia polystachya, distribuida en América del Norte y Pterocarpus indicus, procedente de regiones del Pacífico como Filipinas. A continuación se muestran ambos árboles, pertenecientes a la familia de las fabaceas. Dicho fenómeno también se consiguió observar en 1615 en madera de castaño de indias Aesculus hippocastanum, fenómeno de fluorescencia debido a la esculina.





La primera descripción del uso de este tipo de plantas aparece en el códice florentino o Historia general de las cosas de Nueva España, al que llama por su nombre nahuatl: coatli. Describe las propiedades de Eysenhardtia polystachya, conocida como palo Dulce en México o Kidneywood en EEUU.

Monardes menciona dicha planta en su Historia medicinal de las cosas que se traen de nuestras indias occidentales. El árbol se conocía según Francisco Hernández en su quatro libros de la naturaleza y virtudes medicinales de las plantas y animales de la nueva España como coatí o "medicina roja de sangre". Hernández detalla esta propiedad de dos géneros de esta planta, refiriéndose seguramente a ambas especies, describiendo de esta manera.

Llaman Coatl, a una q dizen fermata, pero yo la he visto mayor que muy grandes arboles, y algunos le llaman tlapalezpátli, ó medezina roja de sangre, es una mata grande que tiene el tronco grueso sin nudos a manera de peral, las hojas son como las del garuaço, pero menores casi como la ruda, y algo mayores en un medio destos dos estremos, las flores amarilla y lacia pequeña, y larguilla compuesta en espigas y húmida aunque se aparta poco de la media templanza. Nace en tierras moderadamente calientes, como lo es la mexicana, y también en partes mas calientes como en Guachinango, en Chimalhuacan, Chalco, y en Tepuztlá, y en casi todo el mal país de Coyohuacan, y en otras muchas partes el agua en que hubiere estado algunas astillas en infusión del tronco desta planta, queda con un color azul, y beuida resfria y limpia los riñones, y la bexiga tiempla el agudeza dela orina, quita las fiebres, sana los dolores de cólico, todo lo qual haze con mucha mas fuerza y eficacia si se le añaden de las raíces del maguey, aunque relaxa el estomago, lo qual helo experimentado en mi mismo millares de vezes, y consta también por experiencia de otros, dizen demás desto que su goma cura las inflamaciones de los ojos, y que consume la carne que suele crecer en ellos, comenzose a llenar a España muchos años á donde le llaman palo de los riñones, y preparan el agua desta manera, hechán en ynfusion el palo hecho astillas pequeñas, en buena agua clara una cantidad moderada, de la cual beben de ordinario, y dexanlo estar en ella hasta que se bebe y se gasta toda el agua, y luego hechan otra encima de las mismas astillas, y aquella acabada hechan otra, y assi repiten esto todo el tiempo que tomare color azul el agua, por lo qual yerran muy mucho los que para cada dia mudan astillas, y mas aquellos que del ruesso del tronco hazeú vasos para beber, pues en quince dias que a la continua se les heche agua, sele acaba toda la virtud, y después jamas da color el agua, por que suele en media hora de tiempo tomar un color agu claro, que con el tiempo va creciendo y tomando mas color, demanera que parece milagro alos que lo ven.

Se recomendaba por tanto para el mal de orín o para el mal de piedra (cálculos)

Las copas de lignum nephriticum podían hacerse también a partir de la madera de Pterocarpus indicus. Este árbol se conoce como Narra en Filipinas, Sonokembang en Indonesia, Angsana o Sena en Indonesia, Malasia y Singapur o Tnug en Camboya. Estas copas fueron hechas por los nativos de las Filipinas anteriormente a la llegada de los españoles. Las copas se manufacturaban en Luzon, en la región Naga.

Safford, William Edwin (1916). "Lignum nephriticum". Annual report of the Board of Regents of the Smithsonian Institution. Washington: Government Printing Office. p. 271–298.


La infusión de esta madera producía una coloración azul intensa. La madera de este árbol se conocía como lignum nephriticum, y era también conocida con otros nombres: madera renal, palo de jada, palo de los riñones, palo santo, palo azul, palo dulce blanco, palo dulce, palo cuate, etc. Estas infusiones eran suministradas a enfermos del riñón. Se ha podido comprobar que copas hechas con esta madera fueron obsequiadas a soberanos entre los siglos XVI-XVIII, aunque generalmente se acepta que eran hechas a partir de  la madera de Pterocarpus indicus.


"Lignum nephriticum" William Edwin Safford (1916). Annual report of the Board of Reagents of the smithsonian Institution. Washington: Government Printing Office. p. 271-298.


Todas estas descripciones suponen la primera cita referente a la luminiscencia en una disolución.

En 1616, Athanasius Kircher publicó acerca de experimentos llevados a cabo con lignum nephriticum en su Ars Magna Lucis et Umbrae (Roma, 1646). La copa utilizada para el experimento le fue regalada por un misionero jesuita de Méjico, describiendo no sólo la aparición del color azul sino de otros muchos, dependiendo de la luz utilizada. Posteriormente presentó la copa al emperador Fernando III de Haugsburgo.

Otra copa fue descrita en 1650 por el botánico suizo Johann Bauhin en su obra Historia plantarum universalis, en el que se llegaba a describir unas 5.000 especies de plantas. Recibió la copa con el nombre palum indianum a través de un colaborador. A diferencia de la madera descrita por Monardes, esta copa estaba hecha con madera de coloración rojiza con virutas de la misma madera en el interior. Bauhin observó que cuando se llenaba con agua la copa con las virutas, el agua se tornaba "de un maravilloso color azul y amarillo y cuando era iluminada con luz parecía al color del ópalo, dando reflejos, como en esa gema, de fuego amarillo, rojo brillante, brillante púrpura y verde mar más maravilloso para la vista". Bauhin creía que la madera provenía de alguna especie de fresno.
En 1915, la procedencia de esta madera fue redescubierta por el botánica estadounidense William Edwin Safford. Dedujo que la madera provenía de dos especies de plantas que se terminaron confundiendo con una sola. Identificó el remedio tradicional original gracias a la obra de Monardes como palo de riñón mejicano, mientras que las copas, famosas en Europa fueron hechas a base de madera de Narra por los habitantes de Luzón en Filipinas. Dichas copas eran importadas desde Filipinas en el Galeón de Manila-Acapulco e introducidas en Europa posteriormente.

La molécula responsable de este cambio de coloración es un flavonoide, una oxacina contenida en la madera que, oxidándose en presencia de oxígeno disuelto, se convierte en otra molécula con propiedades fluorescentes, la matlalina, representada a continuación.





Fuentes
http://textos-espanoles.es/lignum_nephriticum
Experiments touching Colours (1664) en M. HUNTER y E. B. DAVIS (Eds,), Works of Robert
Boyle, citado en la nota 88, Vol. IV: 109 y sig. Hay dos palos de los ríñones, el arbusto mexicano
Eysenhardtia polystacha y el árbol filipino Pterocarpus indica
http://www.tlahui.com/herbolaria/xihuitl_padecimiento.php?fotoplanta=Palo+dulce
http://tlahui.com/herbolaria/xihuitl_completo.php?fotoplanta=Palo%20dulce
http://www.jstor.org/stable/1638869?seq=1#page_scan_tab_contents
http://www.calvin.edu/academic/chemistry/faculty/muyskens/fluorescence/Narra%20preprint.pdf
http://www.medicinatradicionalmexicana.unam.mx/monografia.php?l=3&t=&id=7734
http://link.springer.com/chapter/10.1007%2F4243_2007_006#page-1
http://en.wikipedia.org/wiki/Lignum_nephriticum#cite_note-garrison-1
http://202.127.145.151/siocl/siocl_0001/HHJdatabank/090707ol-6.pdf
http://cms.ual.es/UAL/universidad/serviciosgenerales/otri/noticias/NOTICIA397LIGNUM
http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/ol901022g
http://repository.uaeh.edu.mx/bitstream/bitstream/handle/123456789/11191/Estudio%20etnobot%C3%A1nico%20de%20eysenhardtia%20polystachya%20%28ort%29%20sarg.%20En%20una%20comunidad%20del%20municipio%20de%20Zempoala,%20Hidalgo%20y%20evaluaci%C3%B3n%20del%20efecto%20diur%C3%A9tico%20en%20rata.pdf?sequence=1

viernes, 26 de junio de 2015

Descubrimientos geográficos en el Océano Pacífico

En el mapa se muestran los principales descubrimientos españoles en el Océano Pacífico. Muchos de los nombres se han cambiado tras los redescubrimientos de otras potencias marítimas de la época en el siglo XIX pero el descubrimiento de muchos archipiélagos e islas fue recogido en diversas crónicas españolas durante los siglos XVI-XVIII.





jueves, 2 de abril de 2015

Agustín de Betancourt

Agustín de Betancourt y Molina nació en el Puerto de la Orotava (Tenerife) en 1758. Se le considera el principal ingeniero militar español de los siglos XVIII y XIX y uno de los mejores ingenieros mecánicos de Europa.

Betancourt pertenecía a una familia noble relacionada con Jean de Bethencourt que participara en la conquista de las Islas Canarias. Sus padres trabajaban en el sector de la maquinaria y tintes textiles. Su madre y la hermana de su padre presentaron trabajos científicos sobre colorantes textiles y su padre, era miembro fundador de la Sociedad Económica de La Laguna, siendo también mecánico textil. En particular la Memoria sobre la forma de obtener el color carmesí, probablemente la primera memoria científica firmada por una mujer en Canarias. Aprendió francés de su madre y ciertos conocimientos en ciencias de su padre estudiando después en el convento de los dominicos de La Orotava. Tras su paso por las milicias provinciales entre 1777 y 1778, viaja a Madrid para continuar sus estudios, no regresando jamás a su ciudad natal.

Como miembro de familia pudiente en 1778 marchó a estudiar a Madrid en los Reales Estudios de San Isidro, regentado por su primo materno. Los primeros trabajos realizados en 1783 para la Corona fueron dedicados a la inspección del Canal Imperial de Aragón, tras la ruptura de la presa del Bocal, un estudio o inspección de las minas de Almadén. La mejoras propuestas por éste quedaron reflejadas en tres memorias en el año 1783. También consiguió la creación y ascensión del primer globo aerostático en España en el mismo año, tan sólo unos meses después de que lo hicieran los hermanos Montgolfier en Francia (el primero fue realizado en 1709 por el brasileño Bartolomeu de Gusmao, no por los hermanos Montgolfier  en 1783 como suele creerse).



Agustín de Betancourt y Molina

En 1784 viajó a Francia en compañía de Alfonso de Nava para estudiar arquitectura y arquitectura subterránea y formándose en la École Nationale des Ponts et Chaussées (Escuela Nacional de Puentes y Caminos). En 1785 llevó a cabo muchas investigaciones técnicas, estudiando sobre la purificación del carbón de piedra en los hornos del Jardin des Plantes parisino, donde se extraía betún de hulla, reflejándose luego en la Memoria sobre la purificación del carbón piedra y modo de aprovechar las materias que contiene, dedicada a Carlos III, en la que describe los altos hornos de Irlanda y los del Jardin des Plantes de París, proponiendo un nuevo tipo de horno. Con la llegada de su hermano, José de Betancourt, comenzaron la búsqueda de máquinas en colaboración con otros pensionados españoles en varias regiones francesas.

A su regreso a Madrid en 1785 discute con el Conde de Floridablanca sobre la posible creación de una escuela de Puentes y Calzadas a imitación de la francesa. Posiblemente colaboró con Louis Proust en un método de blanqueo de la seda.


A su vuelta a París en 1785 se dedica sobre todo a la hidráulica y diseña un modelo de telar de cintas anchas de rasoliso y tafetán. En 1787 se asocia comercialmente con el relojero franco-suizo Breguet en la venta de relojes. Durante este año se crea el Real Gabinete de Máquinas siendo nombrado como su director aunque tomara posesión del cargo en 1792. También comenzó a realizar diseños de máquinas hidráulicas y a estudiar diseños mecánicos y adquirir máquinas por encargo del Conde de Floridablanca para la creación del Gabinete de Máquinas en Madrid.

En 1788 realiza un diseño de una máquina para crear cintas para adorno de mujeres. En 1788 viajó a Inglaterra, donde hiciera una labor de reconocimiento de los puertos ingleses con cometidos de espionaje industrial y científico de los modelos desarrollados por los ingleses. Estuvo en Birmingham para investigar sobre las máquinas de vapor, En particular la máquina de vapor de doble efecto, patentada por la empresa de Boulton y Watt en 1789. Éstos no le dejaron observarla pero sí la vio funcionando cerca del puente de Blackfriars en una fábrica de harinas además de un nuevo telar mecánico.

Regreso a París (diciembre 1788-julio 1791):
 A su regresó a Paris en 1792 escribió para la Academia de las Ciencias de París la Memoria sobre una máquina de vapor de doble efecto, siendo así el introductor de dicho ingenio en el continente. Poco después, en 1790 se inicia la construcción de una fábrica de harinas de los hermanos Perier, cuyos molinos funcionaban con una máquina de vapor de doble efecto. También crea un modelo de telar mecánico, una máquina eólica para desaguar terrenos pantanosos. Otro desempeño del que tuvo que hacerse cargo es de recabar instrumental para la expedición Malaspina en 1792 así como el llevar a cabo "la colección de modelos hidráulicos" para el Gabinete de Máquinas. El embajador español Fernán Núñez envía a Madrid un Índice de los modelos y memorias de don Agustín, como anticipo del Catálogo del Gabinete.

En 1791 recibe la orden de su traslado a España llevando consigo toda la colección de 359 planos, 99 memorias y 270 máquinas para el Real Gabinete. En julio de ese año, Betancourt y Peñalver realizan la Memoria sobre los medios para facilitar el comercio interior, en donde se realiza la propuesta de lo que sería una futura Escuela de Caminos y Canales, cuestión discutida anteriormente con Floridablanca. En 1792 se abre al público en el Retiro el Real Gabinete d Máquinas. En 1793, decide viajar a Inglaterra junto a su familia con el encargo de desarrollar nuevos inventos y máquinas.

En 1794 se inicia la construcción de máquinas de vapor para su utilización en plantas azucareras, siendo a su vez destinado a Cuba para la construcción de caminos e ingenios azucareros. Recibe en Inglaterra varios premios como el de la Society for the Encouragement of Arts por el diseño de una máquina para cortar plantas en ríos y canales y el de el Royal Board of Agriculture de Whitehall por una máquina de moler sílex. En 1796 Betancourt sale de Inglaterra junto a otros españoles tras el inicio de hostilidades entre ambos países.






Durante una corta estancia en Francia desarrolla una especie de telégrafo óptico junto con su amigo Breguet, presentando al directorio la memoria que entra en conflicto con los intereses de Claude Chappe, inventor del primer telégrafo, por lo que queda archivado el expediente. Antes de abandonar Francia patenta junto a Breguet un modelo de prensa hidráulica

Durante 1797 viaja a España y comienza su viaje a Cuba que termina rápidamente tras el apresamiento por una fragata inglesa de la embarcación donde reunía todo el instrumental científico y técnico, liberando a los viajeros en Lisboa unos días más tarde. Godoy le ordena reponer el cargamento perdido por lo que se ofrece a viajar a París con el encargo.

Durante su estancia en Francia entre 1797 y 1798 se reabre el pleito sobre el telégrafo. Una comisión  de expertos incluyendo a Laplace, Lagrange, Borda, Prony, Delambre, Coulomb y Charles comparan ambos telégrafos, el de Betangourt y el de Chappe informando favorablemente sobre un nuevo tipo de telégrafo del español. La influencia de Chappe opone su utilización en Francia mientras que en España parece que puede tener alguna posibilidad.

Por esta razón Betancourt deja en suspenso su proyecto en Cuba y comienza a pensar en el desarrollo de líneas de telégrafos en España. A su vuelta a España comienza el desarrollo del proyecto que consistiría en conectar mediante telégrafo Madrid con Cádiz. Además pasa a adquirir la Real Fábrica de Algodón de Ávila para su explotación comercial.

La decisión del secretario de Hacienda de parar la construcción de torres de telégrafos deja al proyecto con apenas unas pocas torres construidas entre Madrid y Aranjuez. Durante los siguientes años se le designa para realizar una inspección del Canal de Castilla, del cual presenta un informe junto con Peñalver, presenta una esclusa de émbolo buzo. También examina la rotura de la presa de puentes de Lorca y lleva a cabo reparaciones y construcciones en numerosos puentes entre Madrid y Barcelona. En el año 1802 comienzan los Estudios de la inspección general de caminos y canales, considerado el inicio de la Escuela de Caminos, siendo Betancourt quien diseñara los estudios de los primeros años. En 1803 adquiere la denominación de Escuela de Caminos y Canales, egresando en 1804 la primera promoción de ingenieros de Caminos y Canales.

En mayo de 1807 toma la decisión de ir a Francia tras varias desavenencias con Godoy y tras vender a un amigo la fábrica de algodón de Ávila. Una vez allí continúa con su actividad presentando en 1808 una memoria sobre el émbolo buzo así como desarrollando el termómetro metálico junto a Breguet quien lo comercializara más adelante.

Realiza en 1807 durante el periodo prebélico un viaje a Rusia donde es recibido por el zar en San Petersburgo siendo invitado junto al ministro Rumiántsev a visitar varia industrias de importancia para el país.

En mayo de 1808 regresa a París enterándose de los acontecimientos en España durante el inicio de la guerra de independencia. En septiembre vuelve a Rusia dejando en manos de Breguet los asuntos económicos en Francia como ya hiciera anteriormente.



Obras:
Noticias de la Acequia Imperial o Canal Real de Aragón
Memoria sobre la purificación del carbón piedra (1785)
Memoria de una máquina de vapor de doble efecto 
Mémoire sur la force expansive de la vapeur de l'eau (1789)
Descripción del Real Establecimiento de Yndrid donde se funden y barrenan los cañones de hierro para la Marina Real de Francia. (1791).
Mémoire sur un nouveau Télégraphe et quelques idées sur la langue télégraphique. (1797)
Medio para que de un aqüeducto no salga más agua que la necesaria para mantener lleno un pilón en el Semanario de Agricultura (1801)
Essai sur la composition des machines, (1808)
Noticia del estado actual de los caminos y canales de España, causa de sus atrasos y defectos, y medios para remediarlos en adelante (1803)
Mémoire sur un nouveau systéme de navigation intérieure (1808)
Machine destinée a curer les Ports de Mer notamment pour le Port de Venise


Fuentes:

http://fundacionorotava.es/betancourt/biography/3/

miércoles, 7 de mayo de 2014

La destrucción del Conocimiento en España I: La destrucción de bibliotecas, archivos y colecciones en los siglos XIX y XX

La biblioteca de Alejandría fundada por la dinastía Ptolemaica podría haber contenido cientos de miles de manuscritos en forma de pergaminos y rollos. La gran mayoría destruidos durante incendios y saqueos en el siglo I a.c. y los siglos III y IV d.c. Finalmente se destruyó la biblioteca del Serapeum por completo bajo la dominación del Califa Omar, sirviendo los papiros como calefacción de los baños públicos. Muchos se llevan las manos a la cabeza lamentando unos hechos de hace dos mil años, pero hemos tenido pérdidas similares no muy lejos y de las que ya apenas se habla y que afectan a nuestra ciencia, nuestra cultura y nuestra historia. Según el poeta alemán Heinrich Heine "Ahí donde queman libros, terminan quemando hombres" y no le faltaba razón, vistos los casos de la biblioteca de Alejandría, de Alemania en la segunda guerra mundial, del mundo árabe durante la destrucción de libros, de la inquisición, de Bagdad durante la guerra de Irak en 2004 y así un largo etc.

Una buena parte de los libros sobre todas las ramas del saber se encuentran en monasterios, archivos parroquiales o conventos gracias a la labor de recopilación de muchos religiosos durante los últimos quinientos o seiscientos años. Las olas de anticlericalismo desatadas durante los siglos XIX y XX así como los incendios fortuitos destruyeron gran parte de las obras que se encontraban protegidas en los edificios de la Iglesia. Si las obras matemáticas y de geometría han llegado a la actualidad ha sido gracias a las labores de copistas de los monjes medievales y de la era moderna que se custodiaban en los monasterios.

En algunos casos se pueden encontrar joyas literarias, religiosas o de ciencias naturales en estas bibliotecas. No ha sido la primera vez que aparecen libros que nadie había dado importancia gracias a investigaciones privadas como las llevadas a cabo por Marcos Jiménez de la Espada, que encontrara la primera parte de la Historia Natural de Bernabé Cobo en una iglesia [1]. Hay que tener en cuenta que en estos archivos parroquiales o eclesiásticos, además de en muchos privados, pueden hallarse obras aun sin catalogar, importantes por su rareza o por haber permanecido inéditas hasta la actualidad.

De la misma forma, durante la dictadura militar se realizaron quemas de libros de ideología contraria a los postulados de la misma [2]. En todo caso nos centraremos en la pérdida de libros con interés científico o que contuviesen conocimiento sobre algún aspecto de interés y no en las obras políticas, culturales ni apologéticas de ningún bando que, obviamente, se perdieron, quemaron o censuraron en grandes cantidades y que no presentan interés científico o conocimientos relevantes.

En cuanto a libros y bibliotecas perdidas podemos ir haciendo un resumen:

En el Madrid de 1931 se produjeron incendios promovidos por radicales anticlericales como el del convento de los jesuitas de la calle Flor que contenía 80.000 volúmenes, algunos incunables y primeras ediciones de obras importantes, considerada segunda biblioteca más grande después de la Nacional. También ardió la iglesia de Santa Teresa y del Instituto de artes e industrias (ICAI) en la que se perdieron 20.000 volúmenes con obras únicas. Se consta la pérdida de la obra de toda la vida del paleógrafo García Villada con 40.000 fichas y fotografías de todos los archivos del mundo, 100.000 canciones populares recopiladas por P. Antonio Martínez..así como algunas obras de Zurbarán, Van Dick, Coello, etc..[3]. La quema de estas dos bibliotecas supone la mayor eliminación de patrimonio bibliográfico de España hasta 1931. Nunca sabremos que importancia tuvo en pérdida de libros sobre ciencia porque ni las mismas fuentes consultadas ofrecen datos relativos a este aspecto y no separan el interés de los libros científicos de los comunes utilizados para fines académicos.

Convento jesuitas de la Calle Flor


ICAI en llamas 
http://www.lasalle.es/santanderapuntes/historia_2/webs_historia/siglos_xix_xx/ii_republica_anticlericalismo/imagenes.htm

Otro hecho lamentable fue el incendio de la Universidad de Oviedo y de su biblioteca en 1934. En dicha biblioteca, fundada en 1608, se encontraban, entre otras obras, los libros donados por Álvaro Navia-Osorio en el siglo XVIII, tercer marqués de Santacruz de Marcenado. Se encuentran tres versiones de los hechos; en la primera se acusa a los revolucionarios del incendio, en otra se atribuye a una explosión involuntaria de dinamita alojada en su interior y en una última a una bomba de aviación [4]. Durante la desamortización se hizo con notables fondos bibliográficos de los monasterios del Principado. Los fondos que constituyeron la biblioteca pueden consultarse en la obra de Ramón Rodríguez Álvarez [5]. Se incluyen en la relación de libros numerosas obras de teología, geografía,  historia, lógica, filosofía, medicina, astronomía, física, metafísica, cánones, leyes, literatura. Muchas de estas obras fueron ya robadas durante la guerra de independencia en 1808 pero recuperadas con posterioridad.


Universidad de Oviedo en 1934. http://liberalautodidacta.blogspot.com.es/2012_04_01_archive.html

Varias bibliotecas privadas fueron saqueadas como la biblioteca del palacio de Zabálburu que fue despojada de 90 libros antiguos de incalculable valor, la de Guadamur o la del Palacio de Salazar en Portugalete. En Málaga ardió en 1931 el archivo diocesano, creado cuatro siglos antes y su biblioteca, ardiendo raros ejemplares [6].

Se incendiaron además la biblioteca franciscana de Sarriá con miles de volúmenes. En la biblioteca de Igualada se perdieron 50.000 volúmenes y otros 40.000 en la biblioteca de los capuchinos en Barcelona [7]. Sin tener un catálogo que precise el tipo de obras no se puede detallar qué pérdidas pudo haber en todos estos incendios, pero es de suponer que muchas obras versaban sobre temas científicos, quizá muchos de ellos tratasen temas geográficos, de ciencias naturales, filosofía o ciencias exactas, aparte de las obras teológicas e históricas. Quizá no existan más copias de muchos de ellos y se hayan perdido para siempre, suprimiendo de esta manera gran parte de nuestro legado científico y cultural.

Por otra parte el Ministerio de Instrucción Pública en 1937 mandó reducir a pasta de papel 300 toneladas de documentación archivística y 20 toneladas de libros escritos por "elementos fascistas".

Incendiaron también el centro de enseñanza de artes y oficios y otros templos, colegios, conventos en muchas ciudades de España. La cantidad de volúmenes eliminados es imprecisa y se debería tener en cuenta que muchos de ellos podrían haber sido manuscritos únicos que nunca han sido estudiados y que se han perdido para siempre.

Asimismo, durante los bombardeos sobre Madrid cayeron veintiocho bombas sobre la Biblioteca Nacional, en el Museo arqueológico y sobre el Museo del Prado.

No se quemaron únicamente bibliotecas y archivos religiosos durante la II república, la guerra civil o la posterior dictadura, también se realizaron quemas de conventos en 1808 por parte de las tropas napoleónicas. En 1834 con la matanza de frailes, cuestión de sociedades radicales secretas que acusaron a los frailes de envenenar los pozos en Madrid, en 1835 con las bullangas por el apoyo de la iglesia a los carlistas. El  monasterio del Ripoll fue saqueado por los franceses en 1794 y nuevamente incendiado en 1835, haciendo desaparecer numerosas obras. Al parecer el 9 de agosto de 1835 los insubordinados del Batalló dels Miguelets asesinaron a varios monjes e incendiaron los edificios anexos, destruyendo todos los archivos y fondos bibliográficos, códices y pergaminos, siendo posteriormente declarado cantera por la Ley de Desamortización de Mendizábal.



Monasterio de Santa María del Ripoll tras el incendio de 1835.


En 1902 tuvo lugar otra quema de conventos. En 1909, durante la semana trágica de Barcelona con la quema de 80 edificios religiosos, desapareciendo numerosas obras de arte así como valiosísimas bibliotecas. Se quemó el colegio San Antonio en el que recibían clase dos mil alumnos y que contenía cerca de 80.000 volúmenes y los gabinetes de Física, Química e Historia Natural [8].

De todas estas fuentes no podemos asegurar que el número de volúmenes sea exacto pero sí se puede estimar en decenas de miles las obras perdidas. De las cuales una parte corresponderían a libros conocidos que pudieran tener un valor histórico palpable. De lo que no podemos hablar y que sería un tema que requeriría de una investigación muy detallada es qué obras no conocidas pudieron haberse perdido pasto de las llamas en todos estos acontecimientos. Si en la actualidad existen libros desconocidos hasta por expertos así en bibliotecas y no se les da importancia. ¿Qué obras desconocidas han podido arder en todos estos sitios?

Otros hechos lamentables para la ciencia numismática fue la incautación de las monedas de oro del Museo Arqueológico Nacional durante la guerra civil [9]. Contaba con más de 100.000 piezas a principios de siglo XX. En 1925 contenía 160.000 monedas y 15.000 medallas. El Ministerio de Instrucción Pública de la II República, iniciada la guerra civil decretó la incautación de patrimonio artístico. Los funcionarios salvaron algunas piezas de las más importantes escondiéndolas en recovecos del Museo para no ser descubiertas por las autoridades. Aproximadamente más de 2.800 monedas de oro antiguas (15 kg) fueron requisadas siendo el precio numismático equivalente a 30 veces el valor del oro incautado (unos 10 millones de euros). Esta cantidad junto con otras obtenidas en museos, cajas particulares, de la Casa de la Moneda, iglesias etc fueron llevadas fuera de España.


[1]http://books.google.es/books/about/Historia_del_nuevo_mundo.html?id=ZJVRnQEACAAJ&redir_esc=y
[2] http://www.represura.es/represura_8_febrero_2013_articulo2.html
[3]http://laverdadofende.wordpress.com/2013/11/09/diario-de-los-crimenes-de-la-ii-republica-que-el-psoe-jamas-te-contara/
[4] http://www.nodulo.org/ec/2011/n116p09.htm
[5] La Biblioteca de la Universidad de Oviedo, 1765-1934
[6]http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=26776
[7] Cuestión religiosa: España y México en la época liberal. http://books.google.es/books?id=OG1ggykpD5AC&pg=PA293&lpg=PA293&dq=biblioteca+franciscana+de+Sarri%C3%A1&source=bl&ots=zBmtlg80po&sig=kp31SIuwOUn6h2-deSzx-hDWjh4&hl=es&sa=X&ei=IjxqU6iyJIWd0AWnqIGIBA&ved=0CEsQ6AEwAw#v=onepage&q=biblioteca%20franciscana%20de%20Sarri%C3%A1&f=false
[8] http://revista-arbil.es/127sema.htm#_ftn6
[9] http://www.rah.es/pdf/pdfmag/579-MonedasOro-MAN.pdf